Thursday, September 18, 2008

La Odisea del carnet (The ID Osyssey)


Corría el mes de marzo de 2005, y en vista de que pronto mi carnet de identidad iba a caducar, antes de que eso suceda, decidí apersonarme a las oficinas de Identificación de la Policía en la ciudad de La Paz. El día en cuestión en el que decidí ir, me hice presente a eso de las 10 de la mañana, sólo para encontrarme con un caos de gente y escritorios desperdigados por los tres pisos del edificio. Lo primero que había que hacer era ir a una dichosa caseta, la que incluía toda una fila kilométrica, tan solo para pagar el costo del trámite y de la cédula en cuestión, así que estuve ahí un buen rato, avanzando uno o dos pasos, en lo que me parecía que se consumían de 10 a 15 minutos.

It was the month of March 2005, and since soon my identity card would expire, before that happens, I decided to appear in person at the identification offices of the Police in the city of La Paz. The day in question I decided to go, I did this at about 10 am, only to find a chaos of people and desks scattered by the three floors of the building. The first thing that U had to do was go to one booth, which included a very long line of people, just to pay the cost of the process and the card in question, so I was there for a long time, moving one or two steps, in which it seemed to be wasted 10 to 15 minutes.


Sin embargo pude llegar al final a la agencia bancaria instalada ahí la misma que vendía la hoja de ruta, para poder tramitar la identificación. Pero recién entonces me di cuenta que ya eran pasadas las dos de la tarde y que se me hacía tarde para llegar al trabajo. Antes de irme alguien me sugirió, que debería llegar a las oficinas a la hora en que abrían que era a las 8:00 de la mañana. ¡Horror de horrores!, es decir yo estoy acostumbrado a dormir hasta tarde en razón de que mi trabajo en el periódico provoca que me quede hasta pasada la medianoche, y una vez llegado a mi casa, aunque este cansado, el sueño huye de mi presencia como un vampiro ante la presencia de la cruz.

But I could get to the end to the booth bank installed there where you can buy the card to process identification. But only then I realized that they were already past the two p.m. and that I was late to get to work. Before I leave someone suggested me, that I should reach the office at the time that it was opened at 8:00 in the morning. Horror of horrors! because I am accustomed to sleep until ten or eleven because of my work in the newspaper that leads me to stay until past midnight, and once arrived at my house, no matter how tired I am,the dream flees from my presence as a vampire in the presence of the cross.



Sin embargo estos sacrificios hay que hacerlos ya que no queda más remedio que ocuparse personalmente de ellos. Si, también me sugirieron varias personas que si aceitaba el asunto, podría obtener el dichoso documento en menos de lo que se tarda en comer unas salteñas con su refresco. Pero, a pesar de que soy un tipo botarate con su plata, es decir, yo soy de la clase de persona que no está acostumbrado a regatear, y que siempre que le mencionan un precio en el primer lugar en el que busca alguna cosa, suelo largar el dinero sin mayor preámbulo. Y aunque en el primer día ya algunos oficiales me insinuaron que si quería la cédula, podía tenerla para el día siguiente cuando menos, a pesar de ello, hay algo en mí que me impide hacer ese tipo de cosas, una por desconfiado, pero mayormente porque no quiero ser la causa de que otro se involucre –y de paso a mí-, en algo que es claramente ilegal y no ético.

However, these sacrifices must be made because there is no choice but to take care of them personally. Yes, I was also suggested by several people that if I "oiled" the matter, I could get the bloody document in less than what it takes to eat some salteñas with its soda. But despite that I am a kind of spender with my money, that is, I'm the kind of person who is not accustomed to arguing about prices, and that whenever someone mention a price in the first place where I'm looking for something, I just lend the money without further preamble. And although the first day some officials hinted that if I wanted the ID, I could have it for the next day at least, despite this, there is something in me that prevents me from doing such things, first I'm a suspicious man, but mostly because I do not want to be the cause to get someone involved -and next to me-, in something that is clearly illegal and unethical.


Así que al día siguiente, voy y me encuentro que de nada valió la madrugada a las 7 para estar presente a eso de las ocho, ya que me encontré con que hubo gente que había estado haciendo cola afuera desde las 4 o 5 de la madrugada. Así que igualmente tuve que hacer cola en mi escritorio, en el que correspondía a la letra “V” de Valenzuela. Cuando finalmente llegó mi turno, el cabo Q., me atendió mientras un asistente suyo, iba a buscar mi “file”. El dichoso archivo consta de un paquete en el que están la tarjeta con la filiación que te hicieron antes, es decir tu certificado de nacimiento, junto con la tarjetita en la que imprimiste tus huellas digitales, así como otros papeles de uso interno de ellos, todo coquetamente amarrados por una cuerda, lo que le da al asunto la impresión de estar ante un rústico regalo.

So the next day, I go and find that even getting there at the 7 am, to be in time at about eight, I already found some people that there were been queuing outside from 4 or 5 o'clock in the morning. So I had to start queuing at my designated desk, which corresponded to the letter "V" for Valenzuela. When my turn finally came, the corporal Q., proceeded to fill my data as I give them to him, while an assistant of his, would be in the search for my "file". The "file" consists of a package in which they have my affiliation data with the card that you did before, plus your birth certificate, along with the cards in which you printed your fingerprints, as well as other papers for internal use of them, all nicely tied by a rope, which gives to the matter the impression of being in presence of a rustic gift.


Una vez revisado el paquete por el cabo Q., para pesar mío, él descubrió que en el certificado de nacimiento que había dejado anteriormente, algún cachupín del Registro Civil, se la había ocurrido cambiar mi nombre GARY por GARI, con lo que ni corto ni perezoso el cabo en cuestión quería proceder él mismo a cambiarme el nombre en la nueva cédula. Y cuando ya se alistaba para teclear mi nombre con la letra cambiada en su vieja Remington –sí créanlo o no aún continúan usando, o al menos lo hacían en el 2005-, yo le reclamé y le dije que no procediera con el cambio, ante esto y como la primera vez que saqué un carnet de identidad lo había hecho en la ciudad de Oruro, lugar de la filiación inicial, entonces el cabo sugirió, que suba a una oficina del segundo piso desde donde, previo pago, podía pedir los datos de mi filiación de la ciudad de Oruro, solo que la consulta era vía radiograma –sí, créanlo o no en pleno siglo XXI, con la internet plenamente establecida en la ciudad, la Policía aún usaba los famosos radiogramas que no eran otra cosa que preguntar vía radio, sobre mis datos, alguien en Oruro los buscaba, y volvía a dictar los mismos, vía radio, a alguna persona que los volvía a transcribir aquí vía máquina de escribir-.

Once the package was revised by the corporal Q., to my regret, he discovered that the birth certificate that I had left earlier, some dude of the Civil Registry, changed my name GARY by GARI, so that neither short nor lazy the concerned corporal wanted to proceed to rename the new ID. And when he gets ready to enter my name with the letter changed into his old Remington -yes believe it or not, they are still using typewriters, or at least they did in 2005- I presented my claim and I told him not to proceed with the change, before this and as the first time that I took an identity card I had done the initial tramit in the city of Oruro, then the corporal suggested that I go to the second floor office from where, upon payment, I could ask for the data ofy affiliation of the Oruro city, only that the consultation was via radiograms -yes, believe it or not in full twenty-first century, with the internet fully established in the city, the police still used the radiograms who were not otherwise that ask via radio, about my data, looking for someone in the Oruro, that will search, find an dictate the data via radio, to any person who was hearing to transcribe it here via typewriter-.


Bueno, regreso al día siguiente, y voy a pedir el famoso radiograma, y resulta que esta vez no solo permanecía el error inicial – GARI-, si no que además me habían cambiado la fecha de nacimiento del 2 de octubre al 20 de octubre –irónicamente, recordé alguna vez haber pensado que hubiera sido genial haber nacido esa fecha en particular (el aniversario de fundación de La Paz)-, nuevamente le hice notar estos dos errores al cabo quien me sugirió detener el proceso por dos días, tiempo en el cual me sugirió que lo buscara a su supervisor el sargento L., para rogarle sobre la posibilidad, de que me respeten los datos que yo había dado, ya que además tenía la libreta de servicio militar, en la que sí constaban mis datos correctos.

Well, I returned the next day, and I will ask for the famous radiograms, and it turns out that this time not only remained the initial mistake -GARI- but they also changed my birth date of October 2 to October 20 --ironically, I remembered ever have a thought that would have been great to have been born this date in particular (founding anniversary of La Paz), again I remarked these two errors after all I was suggested to get stopped the tramit for two days, time in which I was suggested looking fot his supervisor Sergeant L., to ask him about the possibility, that they respect the data that I had, since I was carrying too my military book, that was filled with the correct data.


La cola para entrevistarse con el dichoso sargento era también larga, y si hay algo que me causó más indignación que los sufrimientos a los que yo ya estaba sometido, fue el hecho de presenciar también como variaba la atención de los funcionarios policiales, del menor rango a los más altos grados, con las personas ahí presentes según su condición social y económica. De ese modo noté que para las personas que ellos consideraban de buena presencia, se las trataba de un modo más condescendiente que a las personas humildes, a las que trataban con rudeza, y peor si eran ancianos, y mucho peor si eran del campo. Finalmente llegué a la presencia del sargento L., quien a pesar de mis argumentos –la presentación de otros documentos en los que constaba mi nombre correcto, no quiso ceder, aunque insinuó tibiamente que algo se podía hacer si yo “aceiteaba” el asunto. Me hice al completo gil para no tener que decir ni si, ni no, a su proposición, y es así que finalmente me largó con cajas destempladas.

The queue to meet with the bloody sergeant was too long, and if there is anything that caused me more outrage that the suffering to which I was subjected, was the fact that I witnessed, how diverse was the attention of police officers, from the lowest range to the highest levels, with people present there according to their social and economic status. Thus I noticed that for people they believed in good presence, they treated them in a more condescending way than the humble people, who was treated with rudeness, and worse if they were elderly, and much worse if they were from the countryside. Finally I came to the presence of Sergeant L., who despite my arguments -to submit additional documents which carried my correct name, he did not want to yield, but he hinted that something could be done if the matter were "oiled". I played a total dork to avoid have to say yes or not to his proposition, and finally he throwed me from his presence.


Cuando regresé a lo del cabo Q. luego de los dos día de rigor, le expliqué como fue el asunto, y él también pareció darse cuenta de que o yo era un gil, o no había querida echarle “aceite” al asunto. Con lo que me planteó la que podía ser la única solución al dichoso entuerto. Que me apersone de nuevo al Registro Civil a pedir un nuevo certificado, esta vez vía abogado, y pidiendo que rectificaran el cambio de mi nombre en la letra I, para que le pongan la Y correcta.

When I returned to corporal Q. two days after, I explained him how went the case, and he also seemed to realize that or I was a dork, or that I refused to "oil" the matter. Then he raised to my attention which might be the only solution to the freaking crossroad. That I should make a new petition to the Civil Registry, and through an attorney at law, ask for the correction un the mispelled letter of my name, just they can retore the original Y to my name.


Otro trámite, otra cola, que no los tuve que sufrir yo, ya que una tía mía tuvo la gentileza de hacer el trámite por mi, solo que en el asunto transcurrieron tres días más o menos. Luego de lo cual acudí una vez más a lo del cabo Q., quien suspirando por fin procedió a teclear prestamente los datos en la nueva cédula. Recién entonces pude continuar con la odisea de tener que ir a hacer la cola para que me tomen la foto, y al menos esto fue relativamente rápido, aunque me hicieron sacar los lentes –los mismos que llevan fundidos en mi cara ya varios años-, y pusieron el número de mi cédula en mi pecho, y justo en el momento en que ensayaba un rictus de dolor porque el aparatito me había pinchado el pecho, click!, y la foto ya estaba en la Polaroid de rigor.

Another tramit, another queue, which I had not suffer because my aunt had the courtesy of doing it for me, only that the matter lasted three days or so. After that I went once more to corporal Q. office, who sighing finally proceeded to deliver the data in the new card. Just then I could continue with the ordeal of having to go to make the queue so they can took my picture, and at least this was relatively fast, although they removed my glasses, the same that were almost embedded on my face for several years, and they put the number of my card in my chest, and just at the time I rehearsed a face of pain because I had stuck the pin of it in my chest, click!, and the photo was already in the Polaroid.



Con lo que acabó el trámite y al día siguiente por fin, ¡POOOORRRR FIIIIIINNNNN! Pude recabar mi nuevo documento justo a tiempo para poder sacar el dinero de mi salario que ya habían depositado en mi cuenta varios días atrás. Me embargó todo ese día un éxtasis porque la odisea que me había consumido casi dos semanas de mi vida por fin había concluido. Pero ahora cada vez se acerca más a mi vida el fatídico día de marzo del 2011, en el que nuevamente deberé concurrir a dichas oficinas y ver qué nuevas sorpresas tienen preparadas para estropearme la vida…

With that I finished the procedure and the next day finally FIIIINAAAAAALLYYYY! I could gather my new document just in time to get the money from my salary which had already been deposited in my account several days ago. I fell throughout this day into an ecstasy because the odyssey that had consumed nearly two weeks of my life had finally ended. But now it's aproaching more and more to my life the fateful day of March, 2011, when again I must attend to these offices and see what new surprises are ready to spoil my life…


Por si alguien se pregunta sobre el dichoso nombrecito, poco usual para el medio, resulta que a mi padre que era un cinéfilo total, se le ocurrió ponerme el mismo porque le gustaba muchísimo el actor Gary Cooper, aunque tiempo después me enteraría que ese no era el nombre original del actor, pero en fin, esa ya es otra historia.


If anyone wondered about the bloody name, unusual for my city, it turns out that my father who was a total movie fan, happened to name me with iit because he liked very much the actor Gary Cooper, albeit long after I learned that this was not his original name, but finally, that's another story.


Como última nota decirles que este post está inspirado en una historia similar, posteada por la genial Podris, en su blog Estoy Podrida, se le agradece la inspiración y el recuerdo.

On a final note I tell you that this post is inspired in a similar story, posted by the genial Podris, in her blog Estoy Podrida, I thank her the inspiration and the memory.






7 comments:

CAPSULA DEL TIEMPO said...

Qué martirio total. Hace dos semanas mi esposo, mi Sebitas y yo fuimos a renovar carnet en el regimiento 4 de la Zona Sur. Ahí es super vacío y mi enano sacó su carnet en una hora en total. Mi carnet está observado por que en mi "file" no encuentran mi título profesional, así que el cabo "M" me aconsejó que vaya nomás a identificación del centro con todos mis papeles para queno tenga que ponerme "ama de casa" o "estudiante". A mi esposo le observaron que falta su certificado de matriqui y su título profesional.

Estamos a punto de sacar carnet como "empleados" y él como "soltero", todo para evitar las horribles colas del centro.

Strika said...

¡Qué pesadilla! ¡Deberías haber dicho que no nos perdamos próximamente la Odisea 2011!

En todos lados se cuecen habas y la bucrocracia es un horror en cualquier país.

En todo caso, gracias a este post creo entender qué significa Gevalher. Es una especie de acrónimo, ¿no?

Un saludo,

A said...

Hay no...que horror...lo peor de todo es que esa burocracia son recursos que se pierden...tiempo que es dinero que se podria usar en algo productivo

Besos tardados
A

LaSconosciuta said...

uff... la burocracia!
A mi se me vencio el carnet el 2000, nunca fui a renovarlo, pense hacerlo cuando regrese a Bolivia, pero con tu cronica ya se me quitaron las ganas.

Gevalher said...

Vania:
Que bien que menciones uno de los detalles que se me paso por alto. Yo ante la maraña que representaba rectificar ese detalle más, opté por el simple y llano "empleado".


Strika:
Si algo parecido me vuelve a ocurrir el 2011, ten seguro que lo publicaré en el blog. Si, se acabo el misterio. La Ge, es por el nombre de la letra de mi nombre, el Val de mi apellido paterno y el Her de mi apellido materno Herrera.


A:
Eso es lo que mas rabia me da, el tiempo que te hacen perder, eso nadie te lo devuelve...

LaFa:
Que mal la pasamos los que andamos por la vida sin "aceitear" no?

Podrida said...

Mierda hijo!!! Creo que lo tuyo fue peor JA! porque por lo menos yo no tuve contratiempos mayores aparte de la espera y de la cambiada de nombre al final. Y hasta con fotito jejeje. Es verdad lo que decís sobre la atención que varía de acuerdo al estrato económico o a la pinta de los solicitantes. Increíble como con sus pares son más discriminadores.
En fin. una mierda la burocracia y el subdesarrollo de las instituciones...pero, es lo que tenemos. Besos che!

Gevalher said...

Gracias querida Podris!

Solo espero que el 2011, me vaya mejor, aunque con la gente de la Policía nunca se sabe, ya me contaron que ahora andan chuteándose con las nuevas compus con las que andan más o menos perdidos...

En fin, tal como dije arriba, tal vez eso amerite otra crónica el 2011, ya veremos...

Bye...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...