Monday, August 24, 2009

Changeling


La lucha de una madre contra el cuerpo policial de Los Angeles, el mismo que en su afán de mostrar eficiencia, y en obvio intento de distraer la atención pública de su rampante corrupción, tratan de hacer pasar como el hijo perdido de la primera, a un obvio impostor.



Christine Collins (Angelina Jolie), es una madre soletra que trabaja en la compañía telefónica, y que en una aciaga tarde, tiene que dejar solo en casa a su niño, para ir a cubrir el trabajo de una compañera ausente. Al regresar, se encuentra con la desagradable sorpresa de que su hijo Walter (Gattlin Griffith), ya no se enecuentra allí y aunque ella se esfuerza en buscar por todo el vecindario no encuentra ni un rastro del paradero de su hijo. Recurre a la policía, la misma que de comienzo rehúsa involucrarse en el asunto bajo el argumento de que en la mayor parte de los casos el menor en cuestión aparece en unos días.



Así comienza la ordalía de Christine, quien deberá luchar para que de comienzo la policía se involucre en la búsqueda, y después con la ayuda del reverendo Gustav Brieglev (John Mallkovich), logra ganar este primer round, todo parece cambiar para bien, cuando le anuncian que apareció un menor que andaba en compañía de un vago, quien dice ser Walter y da la dirección correcta de su casa, pero a Christine le bastó una sola mirada para darse cuenta de que el niño en cuestión no era su hijo, a lo que el capitán de policía J. J. Jones (Jeffrey Donovan), le hace un discurso sobre lo mucho que los niños pueden cambiar tras sufrir experiencias traumáticas, y que acepte al niño bajo la condición de que revisarán el caso si luego resultara que en definitiva no era su hijo.



Obviamente, la madre una vez en casa tiene motivos más que suficientes para confirmar su primera impresión y es entonces que se embarca en una lucha contra el sistema que se rehusa a admitir que se ha equivocado, y que en definitiva ella es la mala madre, por no querer hacerse cargo del niño. De ese modo Christine va a parar incluso al Hospital Psiquiátrico, cortesía del capitán, los que junto a sus colegas al parecer tienen a bien mandar allí a cualquier mujer que se rebele, o les cause problemas.



Cuando Christine logra salir, todavía queda pendiente el caso sin resolver de su hijo, pero pistas sólidas sobre el destino y paradero de su hijo aparecerán por fin...



Debo decir que en este caso me invadió una apatía por ver este film, y es que la Jolie, no es de mis intérpretes favoritas, y bue, debo decir que una vez más me equivoqué al juzgar un libro por la cubierta (nunca me perdonaré por no haber visto EN EL CINE, The Fight Club), en este caso debo decir que el genio de Clint Eastwood una vez más ha prevalecido para contarnos una historia que tenía todos los visos de ser solo deprimente (que lo es, al menos en parte), pero que bajo su dirección se transforma en una montaña rusa emocional, donde pasamos de compartir la desesperación de Christine, a sentir el miedo de ser apalastados y confinados por el sistema, y de ahí al sentimiento exultante de ver como se logra la justicia para ella y gran parte de sus ocasionales compañeras, para continuar sintiendo el horror de adivinar, intuir o casi tener la certeza del cruel destino de su hijo, o finalmente para sentir aquello que es nombrado al final de este film.



Como siempre una magnífica ambientación de época, finales de los 20's hasta mediados de los '30, de la ciudad de Los Angeles, los carros, las calles, la moda en fin todo le traslada a una época en la que la ciudad actual, difícilmente se reconocería. Como en muchos de sus films, Eastwood también compuso la música para este film y debo reconocer que le ha quedado muy bien, ya que la misma acompaña bien la cinta realzando los momentos dramáticos y melancólicos del mismo.



La historia del filme se dio casi de bruces con el guionista y escritor de comics J. M. Straczynski, quien luego armó el relato, para contarnos esta parte de la vida de Christine Collins cuya lucha dio lugar a profundos cambios en la policía de Los Angeles. Aunque este filme ha sido calificado en el país de origen como R, lo que significa que solo debe ser visto por mayores de 17, creo que sería bueno que menores de esa edad vieran esta cinta con sus padres, para luego discutir sobre los temas ahí presentados. Finalmente, aún cuando este film fue largamente ignorado en los Oscares de este año, para mi, será mucho más recordado que cualquiera de los premiados, a excepción de The Dark Knight, obviamente.



Compartir en Facebook

4 comments:

CUCHITA said...

La verdad el final siempre queda medio raro, pero es la realidad que se le va a hacer

Gevalher said...

Cuchita:

Además te confieso que este film sí me hizo tener miedo y angustia...

Strika said...

Estimado Gevalher:

Vi esta película en dvd hace un par de semana y me encantó. Creo que es de las mejores películas que he visto en 2009. Clint Eastwood realmente es uno de los mejores directores de cine. La Jolie tampoco es santo de mi devoción y como que me daba reticencia ver la peli por ella. Pero también debo decir que me equivoqué. A partir de esta actuación, la respetaré más como actriz. De hecho, creo que estuvo nominada al Oscar como mejor actriz, pero Kate Winslet le quitó el galardón por su actuación en El lector. Aunque me encantó la actuación de la Winslet en esa película, creo que la Jolie se lo merecía en esta ocasión.

Saludos

Gevalher said...

Querida Strika, plenamente de acuerdo con tus apreciaciones, creo que este film fue "ignorado" porque ya habían premiado a Clint (en dos ocasiones anteriores si mal no recuerdo), pero creo que esta vez (Clint y Agelina)se lo merecían también... los Oscares deberían ser menos manejados por esa política del PC, y si es necesario en algunas ocasiones premiar a todos los que se lo merezcan, así como en algunas ocasiones declarar el premio desierto...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...