Monday, December 21, 2009

Inglorious Basterds



Inglorious Basterds” es una fábula acerca de una venganza, la de una niña convertida en mujer y a quien el destino le ha puesto a la mano, la ocasión de acabar con los asesinos de su familia. La más reciente cinta de Quentin Tarantino, nos muestra su peculiar visión en este caso aplicada al género de guerra y más precisamente al de la Segunda Guerra Mundial.

Shosanna Dreyfus (Melanie Laurent), la sobreviviente de la matanza, es como el hilo conductor de la cinta, a despecho del título de la misma. Los “bastardos” son un grupo de comandos judío-americanos que están en actividad en la Francia ocupada, inspirando el terror entre los alemanes, y más precisamente entre los nazis. El coronel Hans Landa apodado “Cazador de judíos” (Cristoph Waltz), es quien se cruzará varias veces en el camino de los anteriores, y todo llegará a un terrible conclusión en un pequeño cine parisino.

Este film no es precisamente uno de acción, por el contrario encuentra su fuerte en los diálogos en los que se destacan casi siempre dos figuras el depredador, quien siempre parece estar unos dos o más pasos por delante, y la presa que trata de ocultar sus miedos y trata de evadir el cerco que siente cerniéndose alrededor suyo. Es notorio además el uso de otros idiomas además del inglés (el francés, el alemán, y -jocosamente en una escena entre tensa y ridícula- algo de italiano).

En los duelos verbales de la película sobresale por supuesto la figura del coronel Landa, quien esconde detrás de sus correctas maneras y gentilezas, la fiereza de alguien dispuesto a estrangularte. No es exageración cuando digo que este villano, es uno que me ha dejado absolutamente impresionado y créanme conocer a alguien así en la vida real sería terrorífico. Muchos dicen que su trabajo en la cinta merece un Oscar, y a mi de hecho me encanta la idea.

Como siempre en sus películas Tarantino ha homenajeado a directores como Sergio Leone, y es que este film -salvando las distancias, por supuesto- se ve como un western más. También oímos en la banda sonora de esta cinta varias melodías del maestro Ennio Morricone, las que han sido arregladas de tal forma que no desentonan con el ambiente parisino.

Actuaciones notables de todos los protagonistas, incluido Brad Pitt, en el papel del sicótico Aldo “Apache” Raine, el jefe de los “bastardos”, en un rol en el que bordea el humor con los despliegues de brutal violencia. Y hablando de la misma, como siempre sucede en los filmes de Tarantino, se nos muestra bastantes escenas no aptas para aquellos que le hacen remilgos a unas gotas de sangre.

Es realmente notable haber observado esta cinta sin que haya sido doblada, ya que como siempre digo y mantengo, es siempre preferible ver cualquier película en su idioma -en este caso idiomas- original, ya que se mantiene la debida entonación y sutilezas, que a veces se pierden irremediablemente en la traducción. Para mi por ejemplo resaltó la manera en que Landa, no solo agradece un vaso de leche, sino que se permite, al mismo tiempo, hacer una amenaza sutil al lechero a quien interroga. La escena en el cine con el diálogo en italiano que ya mencione antes, y la confrontación en un bar en que se nota que además del lenguaje oral, otra clase de lenguaje -el corporal- juegan su rol protagónico en esta cinta

Para mi esta cinta es una gran adición a mi filmoteca particular de favoritas, por tres razones
1) Tarantino dirige
2) Hay un gran villano, digno de sentarse a la mesa junto a Darth Vader, Hannibal Lecter, o el Joker (el de Ledger)
3) Una de mis temáticas favoritas: La Segunda Guerra Mundial


Ahora solo queda ver y aguardar pacientemente hasta que tengamos la oportunidad de ver otra gran película de Tarantino. Como nota final debo decir que aunque me la pasaba haciendo volar avioncitos de papel y pegando muñequitos de papel al techo, en presencia de mademoiselle Gabriela, que es como se llamaba mi "profe" de francés en el colegio, al parecer se me ha quedado “pegada” la cantidad suficiente del idioma como para disfrutar esta cinta, eso sí al alemán no le hago ni a patadas, y las palabras que me sé en ese idioma no deben pasar de las tres o cuatro docenas. Wunderbar!



Compartir en Facebook

4 comments:

Citizen said...

Yo vi la pelicula hace 2 o 3 meses y me parecio brutalmente comica a pesar de que la vi en ingles frances aleman italiano y con subtitulos en polaco!!! pese a eso, debo dicrepar contigo y decir que la pelicula ronda en torno a Landa, el villano mas jocoso y despreciable, es de los tipos a los que no se les escapa nada y eso da mucha rabia. Tambien es bueno reconocer nuevamente la calidad de actor de Pitt y ver caras conocidas como el actor aleman q tb actuo en Good-bye Lenin una de mis peliculas favoritas.

De todas las pelis que vi hasta hoy este ańo, Inglorious Basterds es de lejos la mejor.. me falta ver 500 days of summer para convencerme :P

Saludos

Anticholos said...

Todo lo que sabes es ver peliculas ?

Gevalher said...

Citizen: Bueno una misma cosa vista por dos personas diferentes siempre obtiene (o casi siempre) diferentes interpretaciones (¿te acuerdas del vaso medio lleno o medio vacío según nquien lo mire?), de todos modos, siempre es bueno contrastar ideas y opiniones... Coincido contigo en que el villano interpretado por Waltz es de antología...

Strika said...

De las mejores pelis del 2009. El Coronel Hans Landa se lleva la película. Y definitivamente ese diálogo en italiano en el cine es genial. Brad Pitt diciendo "Bon Giorno" con su acento súper gringo, es de las cosas más chistosas que he visto en los últimos tiempos.

Qué bueno que finalmente llegó a tu tierra.

Un abrazo y feliz 2010!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...