Wednesday, September 15, 2010

La Sconosciuta


Hace mucho tiempo atrás que estaba enterado de una nueva película de Giuseppe Tornatore, titulada “La Sconosciuta” (La Desconocida), y tenía muchas ganas de verla, lastimosamente dicha película no llegó nunca –y creo que a estas altura eso es prácticamente imposible-, a las salas comerciales de Bolivia… Sin embargo, me puse en campaña de buscarla en DVD, especialmente después de que mi amiga Strika, la recomendara mucho, y, al final logré hallarla y verla.




Irena (Xenia Rappoport), es una joven inmigrante en un pueblo del norte de Italia, y busca desesperadamente trabajo en un condominio para gente de clase alta, como sirvienta. Al principio es casi poco lo que sabemos de esta mujer, y la cinta nos va mostrando poco a poco destellos de su vida anterior, con recuerdos que varían desde lo idílico hasta aquellos brutales (de naturaleza sexual).




La joven logra hallar el puesto de doméstica –tan deseado por ella-, y comienza a vivir por un corto período de tiempo un momento de paz y tranquilidad, eso hasta que los fantasmas de un pasado que ella creía ya muerto, vuelven para acosarla y amenazarla una vez más. En la casa donde trabaja, ella traba una relación especial con la hija de la pareja, la misma que padece de una peculiar enfermedad, pero que aprenderá a sobrellevar gracias a los esfuerzos de Irena.





Al final, lograremos comprender –una vez que tengamos a mano casi todas las piezas que conforman su historia-, el por qué de muchas de sus acciones que al comienzo parecen ilógicas, amenazantes, misteriosas y a veces incluso perturbadoras, y comprenderemos el drama de la mujer, quien para sobrevivir a todas las ordalías que le ha tocado vivir, se ha aferrado al recuerdo de un amor, y al objetivo de reunirse con alguien que ama.




Una banda sonora del genial Ennio Morricone, resalta esta película, que goza de una buena dirección de parte del maestro Tornatore –quien me cautivó tiempo atrás con su “Cinema Paradiso”) que mide bien los tiempos y flashbacks, para irnos dando de a poco las piezas vitales de este dramático puzzle que es la vida de Irena. Hablando de lo cual tengo que remitirme a la actuación de la actriz Xenia Rappoport, como una de las mejores –si no la mejor-, de las que he visto este año, en una papel que lo hace suyo, y que nos sumerge íntegramente y sin reservas en la vida de Irena su personaje.





La lástima es que esta película debería verla más gente, porque esta es una historia de gente real, a la que le pasan cosas que a veces pensamos que son irreales (¡que más quisiéramos!), y que a pesar de todo y contra todo buscan moverse siempre hacia adelante. Queda hecha la recomendación para cualquiera que esté cansadito de la multitud de algodones de azúcar que ofrece Hollywood, y le pegue un mordisco a esta obra de arte.




Compartir en Facebook

2 comments:

Strika said...

Qué bueno que te gustó, mi querido Gevalher. A mí me pareció brillante la película. Y además me encantó el final que nos regala Tornatore: uno de los conmovedores que he visto en el cine, sin caer en cursilerías. Tornatore es un genio. Y ni qué decir de la música del gran maestro Morricone.

Al igual que tú me dejó perturbada pensar que esas cosas suceden en la realidad.

Un abrazo,
Strika

Gevalher said...

Gracias por pasar por mi descuidado blog, pero es que últimamente casi nada de lo que he visto me ha puesto las suficientes "pilas" como para escribir, con Inception tuve una desilusión tremenda, y con muchas otras películas que están so-so.

Hablando del final de esta cinta de Tornatore, fue uno de los mejores momentos de la misma, y te cuento que me hizo pensar casi de inmediato en el final de la película de Chaplin "Luces de la ciudad"...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...