Monday, October 05, 2009

District 9


Hace tiempo oí a un militar (¡cuando no!) decir que aborrecía las películas de ciencia ficción o con elementos fantásticos, porque, como decía él, en el momento en que veía a un hombre volar, para él la historia ya se reducía a meros cuentos aptos sólo para infantes o mentes débiles...



Yo en cambio me confieso absoluto partidario de esa clase de historias (y no es que abomine de las historias que se apegan 100% a lo que conocemos como realidad), porque esos elementos que a otros les parecen perturbadores, a mí, no solo me enganchan, si no que me han demostrado una incontable cantidad de veces, que no son más que ropajes, y luces de artificio, usados para dar un punto de vista diferente o disfrazado de problemas y situaciones con las cuales nos topamos en el quehacer diario, (todo eso claro, si usted es de los humanos, que de vez en cuando, se toma el tiempo, para hacerse las grandes interrogantes: ¿quién soy?, ¿adónde voy?, ¿influiré de algún modo en la sociedad en la que me desenvuelvo?, ¿es ésta toda la vida que hay?, ¿por qué tenemos la capacidad de ser malos o buenos?, etc., etc.)



Y de ese modo me fui a ver District 9, una película cuyo único antecedente conocido por mí, fue que era "apadrinado" por Peter Jackson (El de la trilogía de El Señor de los Anillos), y lo que vi desarrollarse ante mis ojos fue un despliegue inusitado de escenas de acción, de escenas con mucho gore, de escenas fantásticas, muchos, muchos extraterrestres, pero que tenía algo más que solo eso, tenía una historia y moraleja de fondo.




La historia comienza con el arribo de una gigantesca nave espacial que se mantiene flotando sobre Johannesburgo. Después de un tiempo, son sacados de ella una cantidad importante de aliens, cuyo aspecto insectoide, provoca que sean llamados despectivamente como "langostinos" (prawns), para ser reubicados en una especie de guetto, justo debajo del espacio sobre el que levita la nave especial.



Planes son desarrollados para reubicar a la población alien hacia otro distrito, con el fin de controlarlos mejor, mientras lo que busca una compañía internacional, encargado de vigilarlos y controlarlos, es el modo de hacer la ingeniería reversa de modo de aprovechar la tecnología alien de vuelo y armamentos, ya que la misma tiene un "seguro" y es que sólo funciona con ADN alienígena...




Así las cosas, Wikus Van der Merwe, un burócrata de medio rango de dicha multinacional es ascendido y encargado como el notificador y desahuciador de las criaturas, y mientras cumplía esta función es infectado con un combustible alien, (al parecer de origen orgánico), que poco a poco empieza a transformar su cuerpo en una entidad alienígena (claras alusiones a los films de La Mosca). Es entonces cuando Wikus, comienza a experimentar en carne propia lo que en realidad es ponerse en otros zapatos y experimentar todo el dolor y la tragedia que los seres humanos estaban ejerciendo en contra de los aliens.



Obviamente siendo la ciudad escogida Johannesburgo, y ya que hablamos de un guetto alien, las referencias a un reciente pasado son más que sutiles, pero extraña ver (¿realmente?) como los que hasta ayer eran los marginados y separados, ahora se refieren con los mismos adjetivos y otros peores a los nuevos "inmigrantes". Esto por sí solo ya nos hace mirarnos en el espejo y ponernos a pensar si realmente nosotros seríamos mejores que ellos en una situación similar...



Un reparto de absolutos desconocidos, desde el director Neill Blomkamp, (de quien ahora estaré pendiente), hasta los secundarios muchos de ellos actores debutantes, incluido el principal Wikus (Sharlto Copley), quien ha demostrado estar a la altura de esta historia, y a quien vemos cambiar desde un despreocupado burócrata, haciendo aquello que ha hecho toda su vida, pasando por la angustia de saberse perseguido y "diferente", hasta tomar conciencia y ver más allá de sus propios intereses y necesidades, y actuar en forma (super)heroica, aún a costa de él mismo. (Por cierto Pitt y otros como él deberían tomar nota de la actuación de este intérprete).



Aunque el inicio y el final de la cinta son contados en forma de documental (mockumentary, que le dicen en inglés), estos segmentos son siempre informativos y están tan bien hechos y editados, que no te sacan del hilo de la historia, y más bien son usados para dar más luces desde diferentes puntos de vistas (errados o no), sobre la vida y el destino final del protagonista.





Ya dije antes que hay mucha violencia y gore en la cinta, pero en este caso particular son solo medios, para contar una historia y nunca un fin en si mismo. Los efectos especiales, si bien no son de última generación son lo bastante buenos para contarnos la historia, el diseño de unos aliens, que hablan un leguaje que a nosotros nos parecen gorgoteos, y que sin embargo dado el tiempo transcurrido, son perfectamente entendibles para los humanos, así como los aliens entienden el nuestro. La moraleja final es que a veces tenemos que perder todo lo exterior que creemos que nos hace humanos, para encontrar en el fondo de nosotros nuestra humanidad.


Compartir en Facebook

4 comments:

Strika said...

A también me gusta la ciencia ficción y como tú pienso que es una manera de mostrar formas de ver el mundo, la sociedad y el futuro. Además es interesante ver que los mismos temas de la ciencia ficción cambian con el tiempo, lo que muestra cuáles son las preocupaciones sociales del momento.

Saludos

Gevalher said...

Gracias por el comentario Strika...

En relación a este film debo añadir además que es para mí la primera gran adición al género en lo que va de este milenio, así de buena considero a esta película, que si bien tal vez no triunfe (como debería ser) en la taquilla, sin duda se convertirá en un filme de culto.

Chris said...

Lo increible que la cinta solo costo 30 millones. Osea que desde ya fue un exito por que supero con creces el presupuesto. Lo cual demuestra que solo se necesita una buena historia y mucha creatividad para hacer un buen film de Sci-Fi. Y no basuras de 200 millones tipo Transformes o las ultimas Star Wars.
Para mi tambien fue una grata sorpresa por el tema, las actuaciones y por lo atipico del final. Si fuera una produccion americana, seguramente el protagosnista hubiera sido visto com el "elegido" y liderado la rebelion extraterrestre para su liberacion. Pero aqui no. Aqui el protagonista es un cobarde egoista que solo tiene un minutos de lucidez heroica. Pero que nunca se cree el salvador. Y al final se adapta a su nueva vida rememorando lo que alguna vez tuvo.
Gran pelicula y como tu dices este es un director al que hay que seguir de cerca.
Por otro muy bien Peter Jackson produciendo y descubriendo nuevos talentos. Algo que siempre reclame a George Lucas, pero este hace siglos que perdio esa creatividad.
Un saludo

Gevalher said...

Ah Chris !! ! concuerdo contigo en tus apreciaciones, aunque yo en particular no quiero ser tan duro con Lucas, se nota que aquí el guionista y el director han tenido la chance de contar "su historia" sin las habituales intromisiones de los CEOS de Hollywood... De esos que te piden meter arañas gigantes, oso polares cachascanistas o robots gays...

Y como dije en la nota el que más me sorprendió fue Sharlto Copley y la forma en que hizo variar a su personaje desde el burócrata pagado de si mismo, y "experto" en la cultura alien, hasta la desesperación de verse afectado y transformado poco a poco en uno de "ellos".

Al final pierde todo vestigio externo de su humanidad, solo para descubrir su propia humanidad en su interior...

Ojalá pronto veamos más películas de Blomkamp, y más actuaciones de Sharlto Copley... Para mí esta fue la gran sorpresa del 2009.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...