Sunday, January 20, 2008

Se nos fue Bobby


Robert James Fischer más conocido como Bobby Fischer falleció el pasado jueves 17 de enero.

La noticia, como suele suceder en estos casos, llega a veces como un baldazo de agua fría, y es que Fischer, significó algo grande en mi vida hace ya bastante tiempo atrás. Recuerdo que a la edad de cuatro años, recibí el primer regalo de Navidad del que tengo plena conciencia, fue la de un juego de tablero de ajedrez, que traía además piezas para jugar a las damas y fichas de dominós.

Así, luego de que mi padre procediera a explicarme las reglas del juego, las cuales aprendí bastante rápido, me puse yo a la vez a enseñar el mismo a los amiguitos de barrio, para poder jugar con ellos, cuando les ganaba lo que sucedía con frecuencia, me sentía muy bien, pero cuando me ganaban, -es especial los pocos adultos que se animaban a hacerlo- y perdía yo, mi mal genio me hacía despedir tablero y fichas por los aires, con la lógica consecuencia de que al cabo de poco tiempo casi nadie, quería jugar conmigo, y de ese modo fui dejando de lado la práctica, hasta casi un completo olvido.

Hasta que a comienzos de los 70's apareció en la escena mundial del ajedrez la figura de Bobby Fischer, el mismo que en la famosa partida del siglo, en la que derrotó al campeón Boris Spassky, se coronó campeón mundial, en pleno trasfondo de la Guerra Fría y siendo hasta el momento, el único norteamericano en ganar ese honor.

Este fue el detonante de mi renovado interés por el deporte ciencia, y fue así como en mi temprana juventud me volví a dedicar de lleno al ajedrez, y éste dominaba un gran porcentaje de mi tiempo libre. La única decepción que jamás pude ingresar a un torneo, y poder medir mis habilidades en contra de la de otros jugadores de mi edad. Pero al menos por un buen tiempo me dediqué a este juego, el mismo que algo de paciencia y planeación me ha enseñado.

Luego, obviamente por la falta de incentivo, poco a poco fui abandonando de nuevo el juego.

La tarde del jueves en el trabajo, un compañero me comunica la noticia, e ignora él que yo también oigo al mismo momento por la radio -ambos usamos audífonos-, ignora también que un montón de recuerdos venían a mi mente en ese momento a mi mente, el primer regalo de Navidad del que me acuerdo, mis primeras rabietas, mi vida en Oruro, un montón de gente con la que jugué, -recuerdo a uno en particular, al que me costó meses poderle ganar una solo vez-, etc. etc.

Y mientras surfeo la web, para encontrar más datos sobre la vida y muerte de Bobby, como siempre, me enteró que su vida no ha sido todo lo ejemplar, -al menos desde mi punto de vista-, que quisiera, que fue un rebelde, y que se había despojado de su nacionalidad originaria, para adoptar la de Islandia, lugar que escogió para su residencia, y donde la muerte la alcanzó justito a los 64 años.

Se cierra un capítulo en la historia del ajedrez, y siento que se cierra otro en mi vida. Extrañaré a Bobby.






4 comments:

LaSconosciuta said...

La primera vez que escuche de Bobby Fischer fue cuando vi la película de su vida.
Después, no siendo gran jugadora de ajedrez, no le tiré bola.
Igual, cuando alguien muere siempre causa un efecto en nosotros. Yo vi la noticia de su muerte en la página de un periódico pero no la leí.
De las muertes de enero la que me cayó como balde de agua fría fue la de Brad Renfro.

Gevalher said...

Otra mala noticia que recibo, admiré mucho al joven intérprete de The Client, y es una pena saber que muere a edad tan temprana. Lastimosamente sus otros trabajos no los pude ver. Aunque espero poder ver la última peícula que hizo y que recién estrenarán.

beatlecito con ojos de videotape said...

Hay gente que resume su paso por este mundo con usa sola palabra PASION asi fue Bobby Fischer un saludo gracias por la visita

Gevalher said...

Beatlecito, gracias a ti por compartir el sentimiento por la muerte de Bobby y también por la pasión por los Beatles...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...