Tuesday, February 19, 2008

¿Quien defiende al quirquincho? (Who defends the Quirquincho?)

¿Se imaginan Bolivia, sin quirquinchos, sin pariguanas, sin zorros andinos, sin búhos, sin parabas, sin jaguares, ocelotes (tigrillos) y sin muchos otros animales que hoy –afortunadamente- aún forman parte de nuestra biodiversidad?

Pablo Leytón Oblitas, se ha autoimpuesto la monumental tarea de salir en defensa de los animales, en particular, de aquellos en peligro de extinción, los que con motivo de las diversas entradas folklóricas realizadas en Bolivia son cazados, mutilados y muertos en razón de usar sus plumas y pieles en los diferentes conjuntos que requieren de estas partes para la confección de sus trajes.

Si bien en tiempos antiguos estas costumbres era lícitas, hay que recordar que hoy en día no lo son, y es así que a pesar de leyes que penan el comercio y tráfico de animales de la fauna silvestre y en particular de aquellos que están en peligro de extinción, abundan los inescrupulosos que se prestan a esta cadena nefasta que provee de los animales a las diferentes fraternidades para lucirlas en las entradas folklóricos.

Hoy en día ya casi no hay argumento serio que pueda convencernos de la utilización de animales para trajes que para más inri, serán descartados una vez pasado el baile. Hay un montón de géneros (telas) que pueden muy bien imitar la de los animales sacrificados. Las matracas ¿tienen necesariamente que ser de quirquincho?, ¿Qué harán las diferentes morenadas cuando de aquí a algunos años ya no haya ni uno solo en toda Bolivia? Ni el condor símbolo nacional, se salva de la masacre.

La lucha que ha emprendido Pablo Leytón en contra de las personas que a sabiendas infringen la ley, me parece tan desproporcionada como la del Quijote contra los molinos de viento, pero no por eso deja de admirarme y mucho, puesto que aquí tenemos a una persona que sí se interesa por los animales y por sobre todo que las leyes que los protegen se cumplan.

Me pregunto yo, ¿realmente necesitamos nueva constitución? ¿un montón de nuevas leyes, incluso asumiendo que todititos nos pongamos de acuerdo en redactarlas?, yo me sigo diciendo que no, porque tenemos un montón de leyes que a la letra hasta son mejores que las de países similares, pero que en la práctica, no valen ni siquiera como papel sanitario, porque el que quiere las quebranta, y a no ser que tengas carretilladas de plata, a nadie le interesa si se cumplen o no.

Este es un tema que la ACFO debería afrontar a la brevedad possible, en lugar de ponderar si las bandas deben efectuar coreografías o no, o de si los bailarines son de Oruro o no.



Más noticias: aquí, aquí, aquí y aquí




Can you imagine Bolivia without quirquinchos? without andean flamingos? without andean fox?, owls?, without parrots?, jaguars?, ocelots? and without many other animals that today fortunately are still part of our biodiversity?

Paul Leytón Oblitas, has set for himself the monumental task to come out in defence of the animals, especially of those endangered, which on the occasion of various folk parades made in Bolivia are killed, maimed and killed in order to use their feathers and skins in the different suits that require these dancers to the making of their outfits.

While these customs in ancient times were lawful, we must remember that today they are not, and despite laws that penalize trade and trafficking of wildlife animals, and in particular those who are at risk of extinction, unscrupulous abound that lend themselves to this nefarious chain that provides the animals to the different fraternities at the parades to show themselves as folk.

Today almost no serious argument could be strong support for the use of animals for costumes, to add salt to the injury, these are discarded once the dance is over. There are a lot of fabrics, which may very well mimic those of the animals slaughtered. The matracas -instrument for making a rattle noise-, are necessarily to be made of quirquincho –bolivian armadillo-? What will do the different morenadas –a folk dance- when some years from now there is no longer even one throughout Bolivia? Neither the condor, a national symbol, is saved from slaughter.

The struggle that has embarked Paul Leytón against persons who knowingly violate the law, I think is so disproportionate as the Quixote against the windmills, but not for that reason ceases to admire him and much, because here we have a person that it is interested in the animals and foremost that the laws that protect them are met. I ask myself,

Do we really need new constitution? Do we need a lot of new laws, even assuming that everybody agree in the writing?, I still say no, because we have a lot of laws in print that are better than those of similar countries, but in practice they’re not worth even as toilet paper, because he who wants the break them, does it so, and unless you have tons of money nobody else care if they are upholded or not.

This is an issue that ACFO (the association that controls the fraternities at the Oruro folk parade) should face at the earliest possible, rather than ponder whether the bands should perform choreography or not, or whether the dancers are from Oruro or not.

More news (sorry in spanish): here, here, here and here







3 comments:

RONALDO said...

A veces la cultura es nomás destructiva y hay que modificarla. Pena por los que quieren preservar actos errados en pos de cristalizar algo que siempre fue y será dinámico. Saludos. Muy buen post.

CAPSULA DEL TIEMPO said...

Ví una entrevista al señor Leyón en la tele, donde mostraba como amputaban las alas de los flamengos para adornar la máscara de los tobas. Indignante. Lo de los quirquinchos, igual, una estupidez total. Qué pena sacrificar así la fauna e npos de dizque la cultura.

Ah, y a lo que me refería por "lectores invitados" era al blog de la Fa. El tuyo lo visito siewmpre, aunque no siempre dejo comentarios.

Te mando un abrazo, tigre paceño.

Gevalher said...

Ronaldo: Gracias por tu comentario. De vez en cuando siempre viene bien un reconocimiento, aunque sea como en este caso a través de un tema muy ingrato para mi.

Vanina: Fiuuu! Me quitas un peso de encima, si yo entré a esta arena pública, lo menos que quisiera hacer es evitar el acceso a la gente y en especial a alguien como tú. Igualmente, gracias por pasar, aunque no siempre dejes comentario... Bye

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...