Tuesday, March 18, 2008

La Vie en Rose



“La Vie en Rose” es una gran película dirigida por Olivier Dahan e interpretada por Marion Cotillard, en el papel de la extraordinaria Edith Piaf.

La cinta narra de una forma aparentemente caótica la vida de la gran diva francesa, y es así que en este atípico biopic, vamos saltando escenas de la vida de la Piaf en la edad adulta, a su vejez, y de ahí a su niñez, es sólo al final que nos haremos realmente una idea de todo lo que esta gran cantante experimentó a lo largo de su vida.

Es realmente asombroso ver como una niña que fue abandonada por su madre, criada en un prostíbulo, haberse quedado ciega por un tiempo, deambulado con un circo ambulante y alzarse gracias a su canto desde los barrios bajos de París, hasta llegar a los más grandes escenarios y a la tan ansiada fama y reconocimiento.

Una cosa que me llamó la atención fue que la Piaf, pasó prácticamente sola toda su vida, o al menos es lo concluyo de ver esta película, puesto que casi ningún otro personaje toma un lugar destacado en el film, ni siquiera su enamorado Marcel. Fue bueno también volver a ver a Depardieu aunque sea por un corto tiempo.

La ambientación y recreación de las diferentes época de la vida de la Piaf, también son otro punto alto para la cinta, ya que la moda y la escenografía han sido magníficamente recreadas. Gracias a la disposición un tanto caótica de las escenas, no tenemos el suficiente tiempo para entristecernos demasiado por alguna de las muchas tragedias que le tocó vivir, ya que casi inmediatamente dejamos una escena triste, para trasladarnos a una más jovial.

Pero debo confesar que ahora si puedo entender la forma en que te llegan al alma las canciones de la Piaf, porque ella volcaba todas sus experiencias en la interpretación de las mismas, provocando de ese modo una compenetración total con sus oyentes. También debo admitir, que lagrimeé durante varios pasajes, especialmente en los momentos en los que la Piaf atravesó por grandes tragedias y contratiempos personales.

El final sí me hizo llorar cuando se despide cantando una canción emblemática: “NON, JE NE REGRETTE RIEN”.

La interpretación de la Cotillard es sin lugar a dudas una digna merecedora de la estatuilla dorada, así como, el trabajo de maquillaje que le valió otra estatuilla a la cinta. En estos días raramente uno ve películas que no sean “Made in Hollywood”, y cuando uno tiene la oportunidad como en esta ocasión, nos damos cuenta que otros países también tienen joyas que ofrecer.




"La Vie en Rose" is a great film directed by Olivier Dahan and interpreted by Marion Cotillard, in the role of the extraordinary Edith Piaf.

The film tells us in a seemingly chaotic form about the life of the great French diva, and in this so atypical biopic, we jumping scenes from the life of Piaf in adulthood, to his old age, and from there to his childhood, it is only at the end that we will really get an idea of all that this great singer experienced throughout his life.

It's really amazing to see how a girl who was abandoned by her mother, raised in a brothel, having been blind for a while, wandering with a travelling circus and stand with her singing from the slums of Paris, to the greatest scenarios and longed fame and recognition.

One thing that attracted my attention was that Piaf, spent virtually alone his whole life, or at least is the conclusion of seeing this film, since almost no other character takes a prominent place in the film, not even her lover Marcel. It was also good to see Depardieu albeit for a short time.

The ambience and recreation of the different times of the life of Piaf, are also another high point for the film, because the fashion and scenery have been magnificently recreated. Thanks to the provision of a somewhat chaotic scenes, we do not have enough time to being sad for some of the many tragedies that she lived, as they leave a sad scene almost immediately to move to a more jovial.

But I must confess that if I can now understand how the songs of Piaf arrive at my soul, because she turned in all their life experiences in the interpretation of them, thus causing a total empathy with his listeners. I must also admit that I shed tears for several passages, especially in the moments where the Piaf crossed by great personal tragedies and setbacks.

The end it made me cry when she says goodbye singing an emblematic song: "NON, JE NE REGRETTE RIEN.

The interpretation of the Cotillard is certainly a worthy recipient of the golden statuette, as well as the makeup job that earned the film another statuette. These days one rarely sees films that are not "Made in Hollywood," and when you have an opportunity like this time, we realize that other countries also have gems to offer.






4 comments:

Anonymous said...

Excelente blog, me gusta tus análisis de las películas, y en especial tu lenguaje, te voy a seguir visitando.

Ericka.

Gevalher said...

Gracias Ericka, por la visita y el comentario, me alegra que a alguien le guste lo que hago.

El Tincho said...

NO, NO, NO! No puedo creer que el extraordinario Arthur C. Clarke ya haya pasado a otra dimensión. Sollozos. Sollozos. Nos estará viendo ahora desde "El Vigía", allá en la luna...

Gevalher said...

C'est la mort!

Parece que este año un montón de famosos nos dejan...

(Por si aca dejaste tu comentario en otro post)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...